no te quemes la cabeza por un poco de placer


miércoles, 19 de octubre de 2011

Me está aburriendo esta mentira de la libertad

Te miraba, me veía, y eso me gustaba tanto. Me acerqué, quise hablar, pero vos querías pelear, y a mí tanto me gustó que no te duré ni un round. Y a veces pienso, cuando me quedo sola, te extraño, te lloro, que lindo arruinarse con vos. Y el día estuvo mal, hoy te soñé, no quiero recordarte más, no me hace bien. Quisiera comprender que estás muy lejos y que no te importa nada de lo que me pasa. Y cada vez que pienso en vos, quiero volver, y el brillo de tus ojos rojos, yo quiero ver. Detesto no saber si te acordas de mí o no te importa nada de lo que me pasa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y te condena mi celoso corazon cuando le contas tu historia
nunca conocio la gloria en cuestiones del amor.
Y se que nunca se me va a olvidar tu voz, aunque pierda la memoria
con acercarse a la victoria se conforma un perdedor.
Y te tendre que dejar escapar, se que lo voy a lamentar
pero te digo amor que hay que saber cuando parar.