no te quemes la cabeza por un poco de placer


sábado, 20 de agosto de 2011

Las semillas de tu encanto van creciendo, vivo fuertes madrugadas que al otro día siento. Los amores, el derroche, los finales abiertos. Lo que habita en otros lados y aun no conocemos. Lo que pides, lo que puedo, lo que queda en intentos, todo a punto de alterarse, siempre a todo momento. Veo en partes lo que tu ves, quieras o no estas adentro, veo en partes no se si ves entre lo dicho y lo hecho.


¿Desde cuando tu respiración se escucha tan igual a la mía?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y te condena mi celoso corazon cuando le contas tu historia
nunca conocio la gloria en cuestiones del amor.
Y se que nunca se me va a olvidar tu voz, aunque pierda la memoria
con acercarse a la victoria se conforma un perdedor.
Y te tendre que dejar escapar, se que lo voy a lamentar
pero te digo amor que hay que saber cuando parar.